Para mayor información, haga clic sobre la imagen
  Mapa del Sitio Contacto Quienes somos
ASIMET - Un lugar  de encuentro empresarial
  Sitios de Interés
 

Agéndenos en su navegador

Página de inicio

Página de inicio

Agregar a favoritos

Agregar a Favoritos

    
   

 ASIMET - Legal Laboral

La Mediación:  proceso útil para resolver controversias

En tiempos de crisis económica aumentan y se agudizan los conflictos en las empresas, tanto al interior de ellas como con terceros con quienes se interactúa para realizar negocios. Las industrias metalúrgicas y metalmecánicas no están exentas de dichos conflictos. Estimo que no existe un proceso en particular que sea el mejor para resolver conflictos, sino que hay un proceso de resolución de controversias apropiado para cada caso, considerando sus diferentes características. Si las partes desean reducir la incertidumbre del resultado, obtener un resultado creativo, más control sobre el proceso, confidencialidad, bajos costos y resolver el conflicto con urgencia, definitivamente el proceso apropiado será la mediación. A medida que los empresarios se esfuerzan, junto con los trabajadores, para que Chile sea un país desarrollado, necesitamos salir de la estructura de resolución de conflictos que impone el litigio y el arbitraje -esto es “ganar - peder”- y ofrecer a las partes en disputa procesos como la mediación, que permite un esquema de “ganar - ganar”. La mediación es un mecanismo de resolución alternativa de conflictos, donde un tercero imparcial sin poder decisorio, denominado mediador, ayuda a las personas a buscar por sí mismas una solución a un conflicto por la vía del acuerdo mutuo, de modo que puedan obtener soluciones que satisfagan las necesidades e intereses de cada una de ellas.

Sus principales ventajas

Reducción de costos y tiempo.

Durante años, empresas y compañías de todo el mundo han aplicado la mediación para resolver conflictos comerciales. Una enorme ventaja de este proceso es la posibilidad de reducir el tiempo y gasto en la resolución de controversias. El hecho de conocer y aplicar “métodos alternativos de resolución de controversias”, como el arbitraje, la mediación, la negociación etc., podría ser el mejor negocio para una compañía. Un ejemplo de ello es el caso de la empresa Toro Co., que en 2004 admitió que al aplicar procesos alternativos a los tribunales de justicia para la solución de disputas -la mediación es parte importante de este programa- redujo el costo en el manejo de cada una de ellas en $ USD 80.000 (lo cual incluye honorarios de abogados, gastos en procedimientos judiciales y demás desembolsos relacionados a la resolución del conflicto). En la misma línea de utilización de procesos alternativos para la solución de disputas están compañías como General Electric E.I. y Du Pont .

Por otra parte, la duración del proceso de mediación es sustancialmente más breve que el litigio y el arbitraje. El sólo hecho de estar fuera del sistema judicial, que normalmente está sobrecargado de causas, permite a la mediación ser un proceso más rápido que el litigio, al no tener que esperar su turno para la vista de la causa. Su flexibilidad, su estructura menos formal, la confidencialidad, la posibilidad de identificar con más facilidad los intereses de las partes y de operar tanto en reuniones conjuntas como separadas, la participación directa de las partes tanto en el proceso como en su solución, y otras características de la mediación, favorecen el ahorro de tiempo y, por tanto, lo convierten en un proceso ágil y breve.

Privacidad y confidencialidad.

La naturaleza privada y confidencial de la mediación favorece a que las compañías promuevan sus intereses comerciales en un ambiente seguro, permitiendo a las partes concentrarse en cómo resolver la disputa más que en conflictos pasados. Ello invita a las partes, además, a acomodarse en una posición menos renuente a revelar información sensible.

Es común oír en las disputas comerciales, como puede ser la proveniente de una compraventa de una empresa, a una o a ambas partes señalar que tienen conocimiento de una conducta financiera ilegal o poco ética, y que esta información mejora su posición al momento de negociar o entablar un pleito, aun cuando dicha información no se relacione específicamente con la materia en negociación o con la materia del juicio. La mediación, y en especial a través de la utilización de “caucus” (reuniones privadas entre el mediador y una de las partes en conflicto), puede ser una herramienta fundamental para revelar esta clase de conocimientos, ponerlos en un marco realista y manejar la información con la otra parte (con la autorización de la parte que reveló la información).

Asimismo, la privacidad y confidencialidad que se genera en este proceso ayuda a las partes, con la asistencia del mediador, a tratar componentes emocionales que son muy comunes en disputas en materias laborales e incluso en materias comerciales o de negocios; de esta forma crea un ambiente óptimo para encontrar soluciones al conflicto que puedan ser beneficiosas para ambas partes, cuestión impensada en un proceso judicial .

A menudo, la publicidad negativa de un conflicto puede ser aun más perjudicial para las partes que el conflicto mismo.

Fija la disputa en intereses más que en posiciones.

La mediación permite que las partes se concentren en “intereses” más que en “posiciones”, lo que es fundamental en un conflicto, debido a que, por lo general, el interés define los problemas. Éste mueve a las personas a que tomen una determinada posición, que es la que se refleja en una petición o demanda en particular, de modo que podemos decir que el interés es lo que nos lleva a tomar una posición. Fijar la disputa en los intereses de las partes hace posible resolver un conflicto por dos razones: a) por cada interés, por lo general, hay más de una posición, de modo que a menudo se puede encontrar una posición alternativa que satisfaga el interés de ambas partes; b) asimismo, es conveniente identificar los intereses de las partes, porque detrás de posiciones opuestas, generalmente hay intereses compatibles. Tendemos a pensar que porque tenemos una posición opuesta con la parte contraria nuestro interés también tiene que ser opuesto, y eso no siempre es así. En numerosas mediaciones en las que he participado como mediador, al lograr pasar más allá de la “línea de las posiciones” y explorar en los interés subyacente de las partes, he encontrado más intereses compartidos que opuestos .

Identificar el interés no es una tarea fácil. Es importante recordar que los conflictos están en la cabeza de las personas y no en una realidad objetiva. No obstante lo anterior, los mediadores tienen muchas destrezas y técnicas que otorgan a las partes una oportunidad para tratar con intereses subyacentes, y encontrar una solución creativa que satisfaga, al menos en parte, los intereses de ambas partes . Algunas de las técnicas y destrezas de los mediadores son: redefinir las expectativas de los participantes para analizar el conflicto en forma más realista, usar declaraciones reflexivas, verificar percepciones, sugerir soluciones que satisfagan los intereses de ambas partes, hacer preguntas relevantes, desalentar ofertas que son contraproducentes, estimular la creatividad, evaluar el caso en “caucus”, mantener la negociación en proceso, expresar empatía hacia las partes en conflicto, concentrar a las partes en una solución, oír en forma activa, resumir lo declarado por las partes y parafrasear lo declarado por las partes usando palabras y un tono conciliadores .

Control respecto del procedimiento y el resultado de la controversia.

En mediación, las partes tienen control no sólo respecto del proceso, sino también sobre el resultado. Las partes son quienes eligen a la persona del mediador y participan activamente durante este proceso. Asimismo, las partes controlan el resultado del proceso pudiendo reducir la incertidumbre propia de una disputa, debido a que no hay arreglo si las partes no lo desean, y por el contrario, si las partes desean llegar a un arreglo, son ellas quienes van a determinar cuáles son los términos del acuerdo. La mediación otorga a las partes la posibilidad de acordar una solución innovadora y más amplia que las soluciones que se puedan obtener en un litigio o arbitraje, debido a que la mediación permite a las partes no sólo considerar los aspectos legales sino también los intereses comerciales .

Por Andrés Correa Cruzat

Master of Laws in Dispute Resolution

Abogado Eluchans & Cia.


1. Hanrahan Thomas J. Mediation: Time-MoneySaer in Business. (n.d.) Recuperado 30 de septiembre de 2005, de http://www.mediate.com./pfriendly.cfm?id=1651.

2. Factor Max III. “Dicen que es sobre dólares, pero a menudo es sobre emoción: cómo usar la mediación para restaurar el juicio de negocios a disputas comerciales”. (n.d.) http://www.mediate.com/pfriendly.cfm?id=1703.

3. Fisher Roger, Ury William & Patton Bruce. Getting to Yes. Negotiation Agreement Without Giving In, páginas 40-44. (Llegar a sí. Acuerdo de negociación sin ceder) (Publicado en Penguin Books 2a. Ed. 1991) (1981).

4. Gromala John A. Using Mediation to Resolve Partnership Disputes. (Usando la mediación para resolver disputas de sociedades de personas). (n.d.), http://www.mediate.com/articles/gromala6.cfm.

5. Straus Institute for Dispute Resolution, Pepperdine University, School of Law, Mediation, The Art Of Facilitating Settlement, p. 6:7, 6:23, 7:4 (1997).

6. Sgubini Alessandra The New Era: How Mediation Will Be Vital For Successful Italian Businesses. P.8. (n.d.) http://www.mediate.com

Página Principal

Mapa Nuestra Asociación Contactos

 

Síganos en  
 
 

Para mayor información, haga clic sobre la imagen

 

 
Si usted está interesado en recibir información de nuestra asociación, suscríbase en forma gratuita a nuestros informativos.
Google
  
 

 

  

Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas A.G.
Av. Andrés Bello 2777, Of. 401 - Las Condes
Teléfono: (56) 22 421 6501
E-mail:
asimet@asimet.cl
Santiago - Chile