Para mayor información, haga clic sobre la imagen
  Mapa del Sitio Contacto Quienes somos
ASIMET - Un lugar  de encuentro empresarial
  Sitios de Interés
 

Agéndenos en su navegador

Página de inicio

Página de inicio

Agregar a favoritos

Agregar a Favoritos

    
   

 Enapyme 2003

Discurso del Presidente de ASIMET en ENAPYME 2003

Muy buenas tardes a todos.

En nombre de ASIMET y de la Universidad Católica de Chile quiero agradecerles su presencia en este Cuarto Encuentro Nacional de la Pequeña y Mediana Empresa Industrial. Esta gran audiencia es una demostración del interés que existe en la Pequena y Mediana Empresa Industrial por buscar las oportunidades, analizar los múltiples desafíos a los que se enfrenta y encontrar las herramientas para hacerlo exitosamente.

Confiamos en que al final de este largo día sientan que se han llevado un valor agregado, que han escuchado a las más altas autoridades del país referirse a nuestras inquietudes, que han conocido las experiencias de empresarios que han podido salir adelante con éxito y que los distinguidos profesores de la Universidad Católica los hayan convencido de la importancia del conocimiento sistemático, aquel que se adquiere por capacitación, que ha ido desplazando en las empresas a la intuición y la experiencia.

Quiero agradecerle especialmente a Usted. Señor Presidente, por acompañamos esta tarde. Por darse el tiempo para compartir con este grupo de emprendedores, que son el semillero del crecimiento futuro de Chile.

En esta audiencia, Presidente, hay muchos casos de empresas que deberían ser premiadas por muchas razones. Pero aunque no aparecen en los diarios, no reciben grandes premios, ni hacen ruido, son grandes productores del país.

Para evaluar la situación de las PYMES en Chile hoy, no puedo partir sin describir como veo al empresario industrial PYME hoy. Este empresario es, por definición, un emprendedor. Es creativo, tiene ideas nuevas, se atreve a tomar riesgos, trabaja mucho más 48 horas semanales, muchas veces duerme poco y a saltos, porque ha dado garantías personales que incluyen, a veces, hasta el último activo hipotecable, porque tiene una idea en la que cree, porque administra lo propio. Este es el PYME.

El empresario industrial pequeño o mediano, conoce a su gente, sabe que depende de ellos y ellos saben que dependen de él. Cuando en este período ha debido ajustar su dotación de personal, la decisión ha sido dura porque los conoce, y porque sabe que si no se ajusta puede perderlo todo.

Este Chileno emprendedor no tiene financiamiento fácil, tiene poca ayuda y la competencia le llega desde cualquier parte del mundo y no siempre en forma leal.

En los últimos años este industrial PYME promedio ha enfrentado un duro desafío con la apertura de la economía, ya que produce bienes transables, debiendo ajustar sus costos mejorar procesos y calidad, siempre luchando contra el tiempo y muchas veces soportando rigideces normativas que no le ayudan para nada.

Sin embargo, aquí los tiene, luchando por crecer, por crear más empleo, por conquistar más mercados, por llegar a ser grandes empresarios y heredar a sus hijos un país mejor.

Aquí está la PYME industrial pujante, que no pide perdonazos, ni proteccionismos. Sólo pide, con urgencia, que le den el entorno apto para competir. Michael Porter demostró que, de nuestra competitividad total, un 60% depende de factores internos de la empresa y un 40% depende de factores externos como el entorno normativo, la microeconomía. Ese 40% es crítico cuando hemos firmado tantos tratados de libre comercio. Si no lo mejoramos, los acuerdos comerciales pueden significar la desaparición de nuestra industria manufacturera y con ella cientos de miles de empleos de alta calidad.

Necesitamos, Señor Presidente, buenas políticas microeconómicas y con ellas nosotros le vamos a responder con crecimiento, más empleo y más recaudación tributaria. Pero si suben los impuestos, nos disminuirán las ventas, se nos reducirán las posibilidades de crecer y hará más competitivo el comercio informal, el que no paga impuestos ni leyes sociales. Es conocido que un alza de impuestos incentiva la economía informal y eso la PYME Industrial lo vive en carne propia ya que compite directamente con la informalidad.

Esta es, Presidente, una resumida descripción de la audiencia presente hoy y de la realidad que enfrenta.

En este Encuentro Anual de la Pequeña y Mediana Empresa Industrial, ENAPYME 2003, nos hemos centrado en destacar las oportunidades que se nos presentan y cómo podemos aprovecharlas:

Sin duda que uno de los elementos claves son los tratados comerciales que Chile ha firmado recientemente y hemos puesto grandes esperanzas en lo que estos acuerdos puedan entregamos. Sin embargo, creemos que es imprescindible, para que podamos aprovecharlos, que nos preparemos. Firmarlos fue muy importante, pero el desafío es sacarles partido. Requerimos un gran trabajo en la difusión de los detalles de esos tratados y un aprendizaje profundo de esos mercados. Este es un partido que está por jugarse y tenemos que aprender urgentemente a dominar la pelota. En esto tenemos que trabajar unidos y hago un llamado a todos ustedes para que le tomen el peso a esta tarea, que tiene preocupados a los expertos, que ven con angustia la falta de un plan de difusión que esté a la altura de la trascendencia de estos acuerdos sobre nuestro futuro económico.

Otra de nuestras grandes oportunidades es el equilibrio macroeconómico y la estabilidad que ha logrado nuestro país en los últimos 20 años y que lo destaca en Latinoamérica. Sabemos, Señor Presidente, que no es fácil resistirse a las continuas demandas sobre el erario nacional y también debemos celebrar que hoy gozamos de baja inflación y tasas de interés más bajas que en muchos de los países en vías de desarrollo, lo que sin duda nos ayuda a competir. Una vez más, nos preocupa cuando este equilibrio se quiere mantener subiendo los impuestos, porque con esa medida se nos resta la competitividad que ganamos con los acuerdos de libre comercio. Hay que buscar otras fuentes de financiamiento fiscal que vayan de la mano del crecimiento.

Estamos seguros que al igual que en nuestras empresas, en el Estado siempre se puede buscar más eficiencia y reducir los costos. También para nosotros es más difícil reducir gastos que subir los precios, pero sin duda que lo primero es mucho más efectivo en el mediano y largo plazo cuando tenemos que competir en una economía abierta como la nuestra. Usted lo ha dicho, Señor Presidente: Chile compite entero.

Ahora quisiera referirme a los desafíos que vemos para la PYME Industrial y el País, a la vista de las realidades y oportunidades tratadas hoy en este Encuentro.

El primer y mayor desafío es, sin duda, el crecimiento de nuestra economía. Nos alegra mucho, Señor Presidente, que en el mensaje del 21 de mayo, este desafío fue el primero de la lista que Usted le planteó al país. Estamos convencidos de que éste es el que permite cumplir las demás tareas y sobre todo, el que provee los recursos para acudir en ayuda de los más postergados de los chilenos. Cuente con nosotros para esta tarea. Denos las condiciones para crecer y no lo defraudaremos.

El segundo sin duda es la CAPACITACIÓN a todo nivel. Necesitamos invertir en nuestro capital humano. Con capacitación se facilita la incorporación de tecnología, mejoran las relaciones laborales, mejora la calidad, la competitividad y la rentabilidad. La inmensa mayoría de las empresas exitosas invierten mucho más allá de la franquicia SENCE porque han descubierto la potencialidad de esta inversión en las personas.

Para la PYME Industrial, sin embargo, por la escasez de recursos y la normativa de la franquicia SENCE, la capacitación se limita a los sueldos más bajos, ya que para los cursos más especializados o para las personas que ganan más de 750.000 pesos al mes, la cobertura decrece rápidamente. Este es un error que se debe subsanar, porque la tendencia es que los sueldos de los especialistas, los mandos medios y ejecutivos de las empresas sean más altos y no por eso deje de ser conveniente para el país invertir en ellos. La capacitación en los niveles altos de la empresa es la que tiene el mayor efecto multiplicador. Tenemos que incentivarla si queremos tener una buena base de PYMES competitivas.

Estamos seguros de que con los incentivos apropiados, la capacitación a todo nivel en las empresas se va a multiplicar y esto solo puede traer mejoras sustanciales en la competitividad de nuestra industria y nuestro país.

El tercer desafío es la flexibilidad laboral. Estamos de acuerdo en que la flexibilidad laboral no debe ser sinónimo de precarización del empleo. Pero, en un mundo en que todo cambia tan rápido, la flexibilidad laboral es fuente de generación de empleo y, cuando hay crecimiento y capacitación, ésta otorga beneficios permanentes a sus trabajadores ya que les mejora su capacidad de emplearse.

Este desafío es muy importante para el futuro que nos espera. En los últimos años hemos visto cómo la rigidización laboral ha llevado a un acelerado proceso de automatización y eliminación de puestos de trabajo. Para lograr la ansiada cohesión social, tenemos que mantener dentro del sistema económico al mayor número de chilenos y eso se logra siendo flexibles con personas capacitadas y productivas.

El cuarto desafío tiene que ver con la calidad de la gestión de las empresas. Innovación, estrategia, incorporación de tecnologías, comercialización, marketing, etc. Este es el desafío más "privado", ya que depende enteramente de nosotros los privados. Por eso es que este Encuentro Anual de la ENAPYME lo hacemos entre la Universidad Católica y ASIMET. Porque estamos convencidos de que nuestra industria requiere aplicar un gran esfuerzo en mejorar la calidad de la gestión. La globalización elevó radicalmente los niveles de exigencia sobre la calidad de la gestión en el país, en las instituciones y en las empresas. Los que logren esa mejora serán los que gozarán de las ventajas de la globalización. Los demás, la sufrirán.

Por último, el quinto desafío, probablemente el más crítico: el financiamiento de la PYME.

Es urgente que aprueben la Ley de Mercado de Capitales II, donde vienen las normas para el funcionamiento de los capitales de riesgo, la central de garantías y varias otras normas que faciliten el acceso de la PYMES al financiamiento.

Hoy en día la relación de las PYMES con las fuentes de financiamiento es mala. Se escribe mucho sobre la PYME, pero desgraciadamente, sigue siendo un mercado difícil, de alto riesgo, de poca historia, de mucha norma que limita su acceso al crédito, cuando en otros países este segmento puede acceder a capitales de riesgo que ven florecer las ideas de empresarios brillantes, para bien del país y de los miles de puestos de trabajo que se crean.

Señor Presidente, le agradecemos infinitamente que se haya dado el tiempo para venir a compartir con este destacado grupo de emprendedores chilenos. Este encuentro y esta audiencia se caracterizan por ser prácticos, profesionales y conscientes de las necesidades y limitaciones del país. También creemos interpretar lo mejor de los valores chilenos: creativos, esforzados, austeros y con una tremenda fe en que somos capaces de aportar con nuestro esfuerzo e inspiración a que Chile sea un país desarrollado lo antes posible.

Confiamos en que su Gobierno acoja nuestras inquietudes y nos dé las condiciones necesarias para competir con éxito en los mercados en los que nos ha insertado.

Desde ahora lo invitamos para el próximo año a la ENAPYME 2004.

Muchas Gracias.

Página Principal

Mapa Nuestra Asociación Contactos

 

Síganos en  
 
 

Para mayor información, haga clic sobre la imagen

 

 
Si usted está interesado en recibir información de nuestra asociación, suscríbase en forma gratuita a nuestros informativos.
Google
  
 

 

  

Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas A.G.
Av. Andrés Bello 2777, Of. 401 - Las Condes
Teléfono: (56) 22 421 6501
E-mail:
asimet@asimet.cl
Santiago - Chile