Para mayor información, haga clic sobre la imagen
  Mapa del Sitio Contacto Quienes somos
ASIMET - Un lugar  de encuentro empresarial
  Sitios de Interés
 

Agéndenos en su navegador

Página de inicio

Página de inicio

Agregar a favoritos

Agregar a Favoritos

    
   

 Revista Metalindustria

Según Juan Ignacio Silva:

CONCESIONES Y PRIVATIZACIONES: ASPECTOS RELEVANTES PARA RETOMAR EL CRECIMIENTO

 

Para el Presidente de la Cámara Chilena de la Construcción la creciente incorporación de inversión privada en infraestructura pública "exhibe resultados promisorios".

El campo de la infraestructura pública es uno de los que reporta un importante movimiento; el ritmo del proceso de concesiones y amplitud que proyecta; el nivel alcanzado por la oferta nacional de insumos en el área de infraestructura y el nivel del producto metalúrgico nacional y la necesidad de liberar al Estado de gasto en esta área de desarrollo, fueron algunas de las materias que revista Metalindustria abordó con el Presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, el ingeniero Juan Ignacio Silva.

¿Cuál es la posición de la entidad que conduce, respecto del rumbo de las concesiones de infraestructura pública? es categórico en señalar:

La Cámara ha sido y es muy partidaria de la creciente incorporación de inversión privada en la infraestructura pública. De hecho, diversas empresas nacionales y extranjeras han invertido en concesiones más de US$ 5.000 millones. Este ámbito se ha ido ampliando y habiendo interesados en las licitaciones quiere significar que se trata de rubros con proyección para invertir. A la concesión de las principales rutas del país, se han agregado los aeropuertos, puertos, embalses, sanitarias y cárceles.

Siempre en el ámbito de las concesiones ¿cómo ve los resultados de este proceso y qué camino queda por recorrer?

Esta en estudio, a nuestro juicio con muchas demoras por parte de la autoridad, la inversión privada en establecimientos educacionales, servicios de salud pública y en edificación pública. Nosotros estamos ciertos que el sistema de concesiones, transcurrido ya algunos años en operación, exhibe resultados promisorios para el país y por ello seguiremos insistiendo en la necesidad de avanzar en este camino, del mismo modo como estamos convencidos en la conveniencia para los chilenos, de seguir explorando la privatización de empresas y de otras actividades.

¿Qué relación advierte entre las concesiones y el crecimiento del país?

El desafío de eliminar la extrema pobreza en Chile, exige a las autoridades y a nosotros los empresarios, de mucha creatividad y de un perseverante trabajo conjunto para diseñar una estrategia país que nos retorne a mayores tasas de crecimiento; estamos convencido que una manera de aumentar la inversión es precisamente por la vía de ofrecer nuevas alternativas al sector privado y liberar así al Estado de ciertos gastos que pueden ser asumidos por los privados.

¿Cuáles serán los índices o perspectivas de crecimiento de la inversión en infraestructura pública e industrial para este año?

Para el presente año, la Cámara esta proyectando un crecimiento de la inversión sectorial del orden del 3,2 %, representativa de la suma de US$ 9.480 millones. Obviamente se trata de un crecimiento bastante modesto y esta directamente influido por la proyección de crecimiento del PIB del país, que se estima no superará el 3%. En cuanto al área especifica de la infraestructura pública, se proyecta un crecimiento del 6,2%, con especial apoyo de los presupuestos públicos. La industria de los suministros de la construcción tendrá un crecimiento de un 3%, representado por los despachos físicos totales, que considera la producción de mayor cemento, hormigón premezclado y fierro redondo.

En lo que respecta a la industria de suministros o insumo de la construcción ¿cómo ve su eficiencia y adaptación a los requerimientos tecnológicos y necesidades del mercado?

La oferta nacional de insumos se adecua a las exigencias del mercado nacional, especialmente en rubros tales como acero, ladrillos, cemento, hormigón premezclado, etc. Es notable como en el campo metalmecánico, de moldajes y prefabricado nacional, se aprecia un significativo progreso.

Sin embargo hay que resaltar que en un sistema de economía abierta como el nuestro y más aún con mercados globalizados y competitivos, la fidelidad del cliente al producto nacional, esta estrechamente ligada con la calidad, precio y disponibilidad de los productos. Esto exige a las empresas nacionales de la máxima eficiencia posible, de una permanente innovación y actualización tecnológica y de contar con un recurso humano altamente capacitado.

En el marco de la apertura económica que muestra nuestro país ¿cuál ha sido la experiencia de las empresas constructoras chilenas que se han internacionalizado y que importancia tiene esto para la Cámara?

 Desde luego la promoción de la internacionalización de las empresas constructoras chilenas es un objetivo de nuestra Cámara de la Construcción. La ingeniería chilena es de primer nivel y nuestra experiencia, por ejemplo, en áreas de la edificación, de la infraestructura para la minería, del montaje industrial y otras, han permitido a varias empresas constructoras chilenas incursionar en países vecinos; esta diversificación es conveniente, lo cual no obsta a que las decisiones empresariales deben ser siempre meditadas, considerando el escaso crecimiento que está experimentando la región latinoamericana en los últimos años.

En último término ¿qué ha representado para el sector, la presencia de numerosas constructoras extranjeras en el país?

En la medida que vienen acompañadas de capitales, financiamiento, know how están aportando. El arribo de empresas constructoras extranjeras ha tenido un doble efecto positivo para el país: por una parte, llegan con experiencia de años en diversos rubros, luego de trabajar en otros países, lo que sumado a un capital importante, les permite, por ejemplo, competir en mejores condiciones en concesiones de infraestructura pública. Por otra parte, su ingreso al territorio ha motivado a las nacionales a formar consorcios, a fusionarse para aumentar su tamaño y aprovechar economías de escalas, a conocer tecnología de punta, etc. En definitiva, en términos globales, ha ganado el país, que se presenta en mejor nivel de competitividad. También nuestro sector se ha beneficiado de la política de apertura iniciada en la década de los 70.

¿Qué diferencia de gestión existe entre las empresas nacionales y las extranjeras?

En gestión depende de la empresa. La competencia nos ha obligado a modernizar nuestra gestión de modo que diría que no hay gran diferencia entre el manejo y operación de una empresa contratista nacional con una similar extranjera. Hay algunas empresas constructoras extranjeras que exhiben una gestión ligada a las costumbres nacionales, con estructuras relativamente planas, y con un manejo de las operaciones transparente y apegado a conductas éticas como las que exigimos a nuestros socios nacionales. Con esas empresas la competencia es leal; pero si la empresa extranjera pretende incurrir en prácticas no usuales en Chile, al poco tiempo se da cuenta que aquí no tiene el campo abonado y que hay que competir con las armas de la eficiencia y honorabilidad. Las empresas que llegan a Chile conocen los índices mundiales de corrupción y saben que en Chile, todavía, la competencia leal y abierta en propuestas públicas, transparentes e informadas es la regla general.

 

Para ver otros artículos de Metalindustria, cliquee aquí.

Página Principal

Mapa Nuestra Asociación Contactos

 

Síganos en  
 
 

Para mayor información, haga clic sobre la imagen

 

 
Si usted está interesado en recibir información de nuestra asociación, suscríbase en forma gratuita a nuestros informativos.
Google
  
 

 

  

Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas A.G.
Av. Andrés Bello 2777, Of. 401 - Las Condes
Teléfono: (56) 22 421 6501
E-mail:
asimet@asimet.cl
Santiago - Chile